3 regalos low cost (y “cero” cost) para el día de la madre.

Tu madre te dio la vida. Entonces, ya partiendo de esta afirmación tan poderosa, devolver el regalo es casi imposible. Y claro, llega el primer domingo de mayo y tú estás venga a darle vueltas a la cabeza para que ese día se sienta especial, orgullosa, protagonista. Miras tu cartera y… la pobre te hace pucheros.

Esto no debería ser un impedimento. Porque con pocos, o ningún, euros te puedes marcar un detallazo para que te llene la cara de besos. Que no se te ocurren? Aquí algunas ideas:

Sigue leyendo

El lugar donde sueñan los niños. Deco Kids.

 

Para los mayores, la habitación es ese sitio que preside una cama grande y un armario lleno  de ropa. A menudo, el lugar a donde llegamos por la noche con todos los problemas del día y de donde una terrible alarma nos expulsa cada mañana. Algunas veces,demasiado pocas, es ese espacio donde nos relajamos con un libro.

La vida de adultos es dura, señores. Muuuuy dura.

Pero no la de los niños! Para los niños, su cuarto es ese lugar que guarda todos sus juguetes, con una cama donde sueñan con ser astronautas o bailarines, doctoras y veterinarias. Con un armario que guarda montones de uniformes para el barro, el agua, la nieve o la playa. Es ese rinconcito de la casa que tiene muebles a su altura, tejidos gustosos y colores divertidos. Es su reino. El reino del pinta y colorea, de los monstruos y los héroes, de las sumas y las restas, de los cuentos, de los puzzles. Es el Reino Feliz, donde nada malo pasa!

Sigue leyendo

Me retiro a un pueblo, pueblo.

En mi casa flipaban cuando me oyeron decirlo. “Anda ya la niña se va a ir, con lo que ha renegado del pueblo este. Y lo va a cambiar por otro más chico todavía. Si ella es más bien de Londres o de Barcelona. Antes se va a Barcelona con sus tíos. Ya verás, Dieguito”. Parrafada de mi madre a mi padre. Así está la pobre, que ha aprendido a usar guasap para preguntarme tres veces al día cómo estoy. Por si le aviso de la emergencia y vienen con el camión de mudanzas.

Sigue leyendo

RAQUEL CARRERO, ILUSTRACIÓN CON NOMBRE PROPIO.

No podría haberlo hecho.No hubiese podido. Nada de nada.

No podría haber hecho este reinicio si no fuera porque me he rodeado de personas que han dicho sí. Y Raquel fue la primera.

¡Hola! Mi nombre es Raquel y desde siempre me gustó rayar: debajo

de la mesa de mis padres, las agendas telefónicas,
incluso solía pintar con rotuladores de colores el ventilador
de mi abuela mientras daba vueltas.

Crecí. Hice Bellas Artes y me fui a Venecia con mi libro de
anatomía debajo del brazo. Desde entonces estoy loca por
el blanco, el silencio de mi cabeza, las trenzas, el pelo largo
y los sueños que nunca se cuentan. El pelo, escondite y lugar
secreto donde perviven las voces de mis abuelas, es
esperanza y vida.

Sigue leyendo