No seas como la Luna.

(Este es un post que envié ayer en la newsletter. Normalmente no los comparto en el blog, son textos más intimistas y a una le cuesta sacar sus vergüenzas…

Pero sé que somos muchos los #happyfreelances que tenemos días de capa caída y montones de dudas dentro chillando como monos locos. A menudo reflexionar un poco les calma, es como darles un plátano 😉 )

Estoy viendo Orange is the New Black. Me la recomendó una amiga. Bueno, la recomienda todo el mundo. Pero a mi me gusta ver, oír y leer lo que otra gente me recomienda. Creo que algo que nos gusta tiene mucho que decir de nosotros. Es una forma indirecta de conocer a alguien.
El caso es que en el capítulo de hoy decían algo como:

– No seas como la Luna.
– ¿Por qué? ¿Qué hay de malo en ser como la Luna?
– Que no tiene luz propia.

Y justo ayer oía este vídeo atrasado de Oye Deb (leer a Deb es terapia. Siempre resuena, siempre al grano).

Son la misma idea. Me he encontrado con la misma idea dos días seguidos, de formas que no tienen relación alguna, justo en un momento flojo. Y me he dado cuenta de que caer en el error de ser Luna, en el de mirar en lugar de actuar, es muy fácil. 

No sé si eres emprendedora, o emprendedor, (pero me gustaría que me lo contaras, si te apetece, que para eso tenemos estos correos) y miras con ansiedad los logros del resto, o cuidas con extremo recelo de tus propios éxitos. (Yo levanto la mano. Lo primero lo hago, mucho). O si trabajas por cuenta ajena, o no trabajas, si estudias, o no estudias… no importa. Porque el efecto Luna, como la propia Luna, llega a todas partes, y un día puedes encontrarte a ti misma metida entre nubarrones, con un ánimo más triste que Titanic intentando encontrar alguna explicación.

Este nuevo mundo voyeur nos pone en la mano ladear la cortinilla y mirar a través del cristal cómo los demás comen lo que comen, hacen lo que hacen y consiguen lo que consiguen.
Y tú, yo, en algún momento hemos perdido de vista el trabajo en nuestro propio camino y hemos acabado persiguiendo a alguien en el suyo.

Lunas.

Te propongo: ¿y si nos enfocamos en todo lo que ya hemos hecho y lo que podemos hacer? ¿y si vamos haciéndonos Sol muy poco a poco? ¿y si nos creemos que tenemos dentro energía para iluminar el mundo entero?

Invita a alguien a leer el post si crees que una buena charleta le podría venir bien para salir de esos duros días de bajona. ¡A mi me ayuda!

Y si te ha gustado, deja un comentario o vente a la news y seguimos hablando, ¿sí?

Hoy os abrazo muy fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s