Si voy a salir de mi zona de confort, necesitaré un baño muy limpio.

Me saqué el carné de conducir a los 18 años (de estas cosas que haces porque toca). Y nada, llegué yo a mi casa con el aprobado a la tercera y llevé a mi padre de paseo por la carretera del pueblo… Estuve tan cerca de estamparme contra el tractor de delante que cuando ese Renault 9 se fue al desguace (muchos) años después, todavía guardaba las uñas clavadas de mi padre en el asiento. Sigue leyendo

Anuncios

Lo bonito, si es bueno, es lo mejor.

El domingo salí a desayunar con mi madre, que algún gusto tenía que darle después de tenerla todo el finde con la aguja para terminar vuestros encargos. El caso es que nos encontramos con una simpatiquísima mujer, Loli, que años atrás atendía la tienda más bonita de ropa infantil de mi pueblete: Mimo.

Con sus escaparates yo soñaba y mi madre sufría, porque era la que pagaba, y con sus conjuntos me gané la aclamación de familia y allegados haciendo mis pases de modelos en cualquier lugar que se terciase. Era una niña fina (porque no comía, que tardé tres horas en terminarme un melocotón) y bien vestía (para pena de mi padre que llevaba el sueldo a casa). Sigue leyendo

El diseño te cambia la vida. La laboral también.

Últimamente, me asaltan #tolrrato artículos que hablan de Amancio Ortega: quién era, quién es, qué soñaba, qué hizo y cómo gana pastaca de la buena. Y que es rico, riquísimo, lo sabes. Pero que empezó trabajando de chico de los recados a los 14 años seguro que se te escapaba.

En los tiempos que nos ha tocado luchar, el puesto de “chico de los recados” está tan demandado como la chaqueta amarilla de Zara. Buscar trabajo es bastante más jodido que hacerse con todos los Pokémon y diseñar un currículum bueno, bonito y exitoso es la nueva Piedra Filosofal.

“¡Pues vamos buenos!” me dirás tú,”qué panorama”.

Nada de lamentaciones, porque Rebeca Canal de Currículum(v) nos ha escrito un post para reafirmar nuestro lema, “EL DISEÑO TE CAMBIA LA VIDA”. Rebeca se estrena como colaboradora en el blog y tiene mucho que contar sobre CV, portafolios y cartas de presentación. Lo suyo es el buen diseño.

Si estás buscando trabajo, keep calm y aprende con Rebeca. Sigue leyendo

Gente guay, proyectos geniales: La Espaciera.

Me da a mi, que esto de marca conoce marca, marca se enamora de marca se va a repetir a menudo gracias al maravilloso mundo Instagram…

Con la gloriosa venida de Septiembre, volvemos a la sección que os presentaba en la newsletter este verano “Gente guay, proyectos geniales”. Aquí os enseñaré marcas, tiendas, estudios, mercados, proyectos en general que molan mucho, muchísimo y son tan pequeñitos que se pierden entre la selva 2.0. 

Sigue leyendo

Vuelta al cole (V): liada parda.

La hemos liao. Mu’ parda. El darling y yo…

Nuestros padres preferirían que les llegásemos con algún nieto (los míos con que deje de llevarles animales abandonados ya estarían más tranquilos), pero a nosotros lo que realmente nos pone es el Illustrator.

Y así lo único que podía salir era… Chemical X ¡Nuestra segunda marca! Como si PIPOL no fuese ya un hijo pequeño, con mucho por crecer, mucha lata que dar y muchas horas de sueño que quitar. Pero es que lo de la ilustración y el diseño nos trae un poco locos y trabajamos con otros ilustradores que están de remate, como nosotros. Chemical X es cumplir otro sueño: formar un colectivo para crear sin parar al margen de todo lo que sea o no tendencia. Diseñar de forma natural, lo que nos apetezca.

Sigue leyendo

Gente guay, proyectos geniales: Rebecca y Currículum (V).

http://www.curriculumuve.com

Escribí mi biografía en la shop pensando que nadie iba a pinchar en esa pestaña. Que eso sólo lo hacía yo, la versión 2.0 de la vieja del visillo, oigan. Yonki de las historias que soy…

Pero resulta que nanai, que no era la única. No estaba sola. Y lo supe porque comencé a recibir correos con el asunto “A mi también me gusta hablar”. Esa era la señal. ¡Otra que había pinchado en la pestaña!  Decía en voz alta: “toma ya, esta también casca por los codos”, y se me iluminaba el rostro.

Sigue leyendo